"Lo que parecía una marcha aislada es una revolución"

La Revolución de las Mujeres, No era sólo una píldora, el último libro de Luciana Peker, periodista con más de 20 de años de trabajo en temas de género. Sobre los avances legislativos y sobre todo lo que nos falta para garantizar la igualdad. Imperdible.

La Revolución de las Mujeres, No era sólo una píldora, el último libro de Luciana Peker, periodista con más de 20 de años de trabajo en temas de género. Sobre los avances legislativos y sobre todo lo que nos falta para garantizar la igualdad. Imperdible.

Hay una revolución de las mujeres. También hay una revancha de quienes no quieren esa revolución.

Luciana Peker es periodista, lleva veinte años trabajando en los temas de género, es integrante del colectivo de Ni una menos, escribe en el suplemento Las 12, de Página 12, y es columnista en Radio Nacional.

Acaba de publicar “La Revolución de las Mujeres, No era sólo una píldora” (Eduvim), con investigaciones sobre los avances en el mundo de las leyes y lo que nos falta en el mundo real para garantizar la verdadera igualdad entre hombres y mujeres.

“Cuando las mujeres somos conscientes de nuestra revolución, tenemos que estar orgullosas y defenderla, pero también tenemos que tener conciencia de que existe una revancha contra esa revolución, porque quienes eran privilegiados frente a situaciones de desigualdad y de violencia no se rinden ni ceden sus lugares, sino que se ponen más violentos y crueles” –dice Peker en una entrevista reciente en Página 12.

En su libro habla sobre las luchas que hicieron posible el estado actual de conciencia frente a la violencia machista, el recorrido legislativo que permitió un mayor empoderamiento de las mujeres, los errores, y todo lo que nos falta.

Habla de todas las leyes que supimos conseguir: la ley de Educación Sexual Integral, la de Salud Sexual y Procreación Responsable, la Ley contra la Trata de Personas, la de Identidad de Género y el Matrimonio Igualitario. Del cupo femenino del 30% que se logró en 1991, que generó este cambio normativo en el país ya que permitió que una gran cantidad de mujeres pusieran en agenda esos temas.

“Son importantes las leyes, pero la igualdad de género, no se obtiene por un derrame sino que hay que generarla. Hay leyes que constituyen cambios inmediatos, pero hay otras que necesitan voluntad política y presupuesto. La Argentina tiene mejores leyes que realidades. No es poco lo que conseguimos, pero está pasando algo muy grave que ni siquiera esperábamos, y es el hecho de que no sólo siguen matando mujeres, sino que las estadísticas de violencia y de femicidios se han recrudecido”, dice en la misma entrevista.

“La revolución de las mujeres es muy vertiginosa y muy decidida, y hoy hay una revancha frente a la libertad de las mujeres que se rebelan frente a la violencia sexual, a la violencia en sus casas y a la falta de autonomía. No obstante, no es una posibilidad retroceder ni agachar la cabeza, porque el peor de los caminos es la mitad del camino, y si los cambios no van a toda máquina, las mujeres corremos peligro”.


Compartí

Compartir en Facebook!Compartir en Twitter

Compartí

Compartir en Facebook!Compartir en Twitter

Comentá

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquellos comentarios que incluyan insultos, sugieran o estimulen acciones violentas o inapropiadas serán eliminados, y su autor/a estará inhabilitado/a para volver a publicar comentarios en este sitio.

Comentá

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquellos comentarios que incluyan insultos, sugieran o estimulen acciones violentas o inapropiadas serán eliminados, y su autor/a estará inhabilitado/a para volver a publicar comentarios en este sitio.

Tus comentarios:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *