“Genero tribus de mujeres en expansión”

Dafne Schilling es actriz, bailarina y profesora de yoga, y trajo a la Argentina un método que fusiona baile, yoga y meditación, con un propósito: que las mujeres puedan liberarse y expandirse. Habló con QUERIDAS sobre su historia, su impronta y la magia arrolladora que se genera cuando varias mujeres se juntan con un objetivo en común. El próximo domingo 7 de abril dará una clase abierta y gratuita en el Festival Farmacity, en Palermo.

Por Micaela Kamien
3 de abril, 2019

Dafne-Schilling

Dafne Schilling es actriz, bailarina y profesora de yoga, y trajo a la Argentina un método que fusiona baile, yoga y meditación, con un propósito: que las mujeres puedan liberarse y expandirse. Habló con QUERIDAS sobre su historia, su impronta y la magia arrolladora que se genera cuando varias mujeres se juntan con un objetivo en común. El próximo domingo 7 de abril dará una clase abierta y gratuita en el Festival Farmacity, en Palermo.

“Dafne” significa mujer coronada de laureles. Según la mitología griega, había una vez una hermosa ninfa llamada Dafne, de quien Apolo –dios de la belleza– se enamoró perdidamente. Obsesionado, este dios no dejaba de acosarla y perseguirla, por lo que la madre de Dafne la convirtió en un frondoso laurel, y así la liberó de Apolo.

Algo tendrá su nombre que llevó a Dafne Schilling a trabajar en la liberación y expansión de las mujeres. ¿Cómo lo hace? Desde el baile, el yoga y la meditación, en ámbitos donde muchas mujeres juntas, como tribu, se reúnen con un mismo propósito de libertad y empoderamiento.

QUERIDAS conversó con Dafne sobre su historia, su impronta y por qué genera tanta empatía entre sus alumnas y seguidoras.

Todo empezó cuando tenía apenas veinte años. Hoy, viaja por el mundo con sus clases y retiros, publicó su primer libro y va por el segundo. ¿Quién es y cómo trabaja esta joven bailarina coronada de laureles?

¿Por qué elegiste trabajar con la liberación y expansión de las mujeres?

Ocurrió naturalmente. Yo era actriz, bailarina y profesora de yoga; en el medio, filmé una película danesa, me fui a vivir a Los Ángeles a los veinte años, y ahí conocí un método que fusionaba el yoga, el baile y la meditación. Algo de eso me transformó. Allá me formé con la creadora de este método, volví a Buenos Aires y empecé a dar clases. Cada vez tenía más alumnas, mis clases fluían y fluían; había algo de mi trayectoria actoral, de bailarina, y de lo espiritual que funcionaba. Y me di cuenta de que era yo la que estaba necesitando la liberación, que era algo para transformarme a mí misma. Fue entonces que me propuse dedicarme totalmente a conocer el universo femenino.

Te criaste en un ámbito muy femenino.

Muy femenino. Somos tres hermanas mujeres. Mis padres se separaron cuando yo tenía 14 años, y nos quedamos las cuatro juntas. Conozco mucho el mundo femenino, ahí me siento como pez en el agua.

Dafne-Schilling-Yoga

¿Quién que te impulsó o te apoyó a seguir este camino?

Mi mamá. Ella fue el ser número uno que me impulsó. Me llamó “Dafne”, que significa “coronada de laureles”, como una forma de preguntarme ¿a ver qué hacés vos con ese nombre? Me empujó a buscar la forma de defenderme. Ella es astróloga, nos llevaba al cerro Uritorco, nos hacía conectar los espíritus. Siempre me impulsó a que yo hiciera lo que quisiera hacer y ser. Después, quien me abrió este camino fue una guía que conocí en Los Angeles; cuando me despedí de ella le dije “ahora sé que mis posibilidades son infinitas”. Y entonces me dije “Yo quiero crear ambientes donde las mujeres se sientan libres, quiero que mis clases sean un lugar de expansión del corazón, más allá de lo corporal: quiero generar una tribu, una comunidad de mujeres en expansión”.

¿Por qué trabajás con mujeres en comunidad?

Siempre digo que cuando muchas mujeres se juntan cosas mágicas suceden. También creo que cuando muchas nos juntamos con el mismo deseo de expandir nuestros dones ya no hay más egos, nos interconectamos, y en esos terrenos hay liberación. Mi comunidad es la tribu, donde estamos todas juntas por una misma razón: liberarnos y reconectar con nuestra fuerza innata.

¿Qué le dirías a una mujer que está en situación de violencia?

A una mujer, esté pasando por la situación que esté pasando, le decís que cierre los ojos y le preguntás cómo está, cómo se siente hoy, y con esa sola pregunta se le abre un mundo. Las mujeres siempre están pensando cómo salvar a los otros antes que salvarse a ellas mismas, la mujer siempre es más para el otro que para ella misma. El primer paso es llevar la mirada hacia adentro, y ver qué de todo tu presente te está generando una incomodidad, una necesidad de cambio. Por otro lado, hay algo en lo tribal, en lo comunitario, cuando hay muchas mujeres conectadas, con un mismo propósito, bailando, en movimiento, allí tiene lugar un poder, una energía que eleva a cualquier mujer que esté pasando por una situación difícil. Por eso es tan poderoso el trabajo de la tribu de mujeres juntas, empoderándose, transpirando juntas, soltando, conectándose con su fuerza. Es la fuerza de saber que tenés un lugar donde soltar y donde sostenerte y liberarte. Ojalá todas podamos hacer el trabajo para destrabarnos y sentirnos libres de una vez por todas.

 

Dafne Shilling dará una clase gratuita el próximo domingo 7 de abril en el Festival Farmacity, en Palermo: Figueroa Alcorta y Dorrego. Más información: Festival Farmacity.


Compartí

Compartir en Facebook!Compartir en Twitter

Compartí

Compartir en Facebook!Compartir en Twitter

Comentá

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquellos comentarios que incluyan insultos, sugieran o estimulen acciones violentas o inapropiadas serán eliminados, y su autor/a estará inhabilitado/a para volver a publicar comentarios en este sitio.

Comentá

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquellos comentarios que incluyan insultos, sugieran o estimulen acciones violentas o inapropiadas serán eliminados, y su autor/a estará inhabilitado/a para volver a publicar comentarios en este sitio.

Tus comentarios:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *