La ley del aborto se palpita en las calles

#19F: otra jornada histórica para los movimientos feministas. Los pañuelos flamearon al ritmo de los cantos y la performance chilena que dio la vuelta al mundo. El primer pañuelazo del año por el aborto legal se vivió más verde, más fuerte, más cerca.

Por Micaela Kamien
20 de febrero, 2020

19f Aborto Legal

Otra vez la marea verde bañó a Buenos Aires. Bajo un sol nítido de febrero, las pibas –mayoría pibas- tomaron las avenidas y las calles brillantes de verde, con más fuerza. Porque la fuerza se multiplica. Y se sube al envión del nuevo año, del nuevo gobierno y la promesa de que este año, esta vez sí, después de ocho intentos, el aborto será ley.

Ayer publicó la escritora Dolores Reyes que “la experiencia es tan potente que vuelve torpe cualquier relato”. Es cierto. Es la diferencia entre meterse en el mar o mirarlo desde la orilla. Sólo adentro, entre las olas que van y vienen, y la frescura salada que se te hunde en la piel, comprendés lo que significa bañarse en el mar.

La marea verde se empieza a saborear en el subte. Basta pisar el vagón para reconocerse en los pañuelos verdes de las demás. No hablamos pero nos miramos de reojo, nos sabemos cerca. Unidas en el mismo camino hacia la libertad y la lucha por nuestros derechos. Y en cuanto bajamos, y las avenidas se hacen peatonales, se hacen nuestras, la marea se siente más fuerte. Sube la marea y nos levanta. Andamos así, juntas algunas, sueltas otras, pero todas sabemos que ya no estamos solas. La marea te abraza. Te permite nadar sobre las veredas de la ciudad.

La marea verde es fiesta. Es sororidad callejera. Ahí vamos, cantando, hacia un porvenir más justo que nos permita ser dueñas de nuestros propios cuerpos y sin temor al goce. Bombos, pañuelos que bailan, caras vestidas de glitter brillante, risas, abrazos. Alegría.

Esta vez, el primer pañuelazo del 2020 tuvo invitadas especiales: integrantes del Colectivo feminista Las Tesis, de Chile, que subieron al escenario frente al Congreso, hablaron de la lucha feminista latinoamericana y bailaron –y bailamos- la performance ‘El violador eres tú’ en clave argentina.

“Sabemos que nuestro movimiento es el más potente de la actualidad”, decía una de las conductoras de la movilización convocada por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. “Tienen miedo porque no tenemos miedo”, repetía, mientras los pañuelos bailaban en el aire como para levantar vuelo y cubrir entre todos la cúpula del Congreso de la Nación.

“Acá estamos las que pudimos venir. Hay muchas que no pueden, que están ahora en una guardia, que abortaron en silencio, que las obligaron a callar, que murieron por abortos clandestinos pero nadie de su familia lo cuenta. Estamos por ellas. Por todas”, seguía desde el escenario bañada de pañuelos verdes.

Pañuelazo es eso. Es poner los brazos en alto, tomar los pañuelos entre las manos, estirados, como paraguas sobre nuestras cabezas, y gritar todas juntas, muy fuerte: “Educación sexual para decidir, anticonceptivos para no abortar, aborto legal para no morir”.

Así es la marea verde. Es dejarse llevar por las olas del feminismo. Es saber que juntas somos imparables. Y que no tenemos más miedo.


Compartí

Compartir en Facebook!Compartir en Twitter

Compartí

Compartir en Facebook!Compartir en Twitter

Comentá

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquellos comentarios que incluyan insultos, sugieran o estimulen acciones violentas o inapropiadas serán eliminados, y su autor/a estará inhabilitado/a para volver a publicar comentarios en este sitio.

Comentá

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores. Aquellos comentarios que incluyan insultos, sugieran o estimulen acciones violentas o inapropiadas serán eliminados, y su autor/a estará inhabilitado/a para volver a publicar comentarios en este sitio.

Tus comentarios:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

173 Comentarios de “La ley del aborto se palpita en las calles”